lunes, 27 de abril de 2015

Semana activa, época de cambio.

Ya era hora... joder... de pasar a la acción. Me puedo pegar dos años sin hacer nada nuevo y por fin en una semana hala! a probar cosas nuevas a saco.

La semana pasada cogen y me suben a negro... Aiss sensei... tenías más ganas tú que yo, y lo sabes. Pero bueno, una vez recibido, bienvenido sea y a por todas.

Mi primera escalada, con suficiente valentía y con cierto amigo. Gracias sinceras por animarme a redescubrirme, a explorarme, a dar más de mí, a ser parte de mi mejor versión.

Bodypump, Trx, cxworx... una forma de que no sea el físico tan aburrido, interesante.

Que estoy despertando, pero que no me atrevo a escribirlo en voz alta que luego si me vengo abajo siento que me fallo a mí mismo de nuevo y empieza el ciclo autodestructivo. Cada día suma, es lo que cuenta. Hay que seguir... y no nos podemos relajar.

Mucha consciencia en esta época de cambios. Preguntas correctas ante las necesidades que cubrir. No olvidar el norte y permanecer abierto a ideas que vengan de otros puntos cardinales. Quizás se consiga otras cosas que antes no formaban una opción viable en tu día a día. Trazar planes sin cerrarte a seguirlos de forma exhaustiva. Tener cuatro ideas claras y a partir de ahí danzar con las circunstancias. Nunca dejar de plantearse las cosas. Lo que hoy se da por sentado mañana podría sorprendernos poniéndose en pie y echando a correr.

Dualidad en la narración. Pasando de ti y de mí. Que lo hago porque quiero, porque lo necesito y también porque lo elijo.

Joder, hacía tiempo que no escribía algo, aunque sea sólo esto. Sé que si no voy haciéndolo nunca me atraerá la musa para follármela a gusto. Nunca le podré robar un beso porque no será el momento. Porque no me sentiré preparado. Porque me faltarán las palabras... y eso sí que no. He de volver a escribir a Paula... Ya he fantaseado a su costa bastantes noches como para dejarla así.

¿Y para cuando la gigante? ¿eh?... Sin atosigar, little by little... Recuperando sanas rutinas, avanzando. Atreviéndome. Ya veremos cómo va la cosa. Qué fuerte nos sentimos cuando todavía no nos hemos abierto de verdad.

Y a seguir buscando armonía entre tanto ruido tuitero.

Por Elghor.
Publicar un comentario